Monthly Archives: enero 2018

Como obtener mi RFC

Cuando una persona ha cumplido los 18 años de edad y desea comenzar a trabajar, debe forzosamente darse de alta ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para que ésta le otorgue una clave alfa numérica única, misma que le servirá al ciudadano en cuestión para identificarse y también para empezar a pagar impuestos.

El Registro Federal de Contribuyentes es una herramienta de recaudación tributaria que lleva funcionando en México más de 50 años de forma ininterrumpida. En un primer momento, todas las gestiones relacionadas con su emisión y control tenían que ver directamente con la SHCP.

Como obtener mi RFC

No obstante, eso se modificó con la llegada del Servicio de Administración Tributaria (también conocido por sus siglas como SAT). Desde ese instante, el Gobierno Federal le indicó a este organismo que tenía la obligación de vigilar todas las transacciones que se hicieran a nivel nacional de manera interna o bien cuando se decidiera importar o exportar mercancía.

El trámite del RFC con Homoclave es gratis. El Código Fiscal vigente establece que se le debe otorgar una Cédula de Identificación a cada persona u organización privada que realice actividades lícitas en este país, pues es gracias a la recaudación que los programas sociales funcionan tanto a nivel local como federal.

Por ello, el SAT divide a sus contribuyentes en dos grandes grupos:

– Personas físicas Son individuos que reciben un salario por el trabajo o los servicios que prestan a diario. Dentro de esta categoría se debe incluir a los trabajadores independientes. La cantidad de impuestos que cada ciudadano deba pagar, estará fijada en función del dinero neto que reciba al mes. Obviamente entre más ingresos tenga, mayor será su contribución.

– Personas morales Este título se les da a las compañías que han sido creadas gracias a la intervención de capital privado. También dependiendo el rubro al que pertenezcan, será la cantidad de impuestos que deban pagar.

Obtener el RFC ahora es más fácil que nunca, pues la mayor parte del trámite se lleva a cabo por internet.

Para solicitar el RFC en línea, no se necesita ningún documento especial. Sólo debes ingresar al portal oficial: www.SAT.gob.mx y da clic en la pestaña de “Trámites”. Otra alternativa en la que puedes imprimir el RFC es a través de esta herramienta, tampoco tiene costo alguno y es muy sencilla de utilizar.

Inmediatamente después llegarás a una ventana en donde tendrás varios menús desplegables. Posiciona la flecha del ratón sobre la palabra “RFC” y luego escoge si quieres pedir el RFC con CURP o únicamente pre registrarte para luego ir a recoger tus documentos a una oficina del SAT.

Suponiendo que elijas la segunda alternativa, lo único que deberás hacer será llenar cada uno de los campos obligatorios con los datos que te pidan. Es importante que pongas tu información verdadera, ya que los asesores del SAT verificarán tu identidad.

Cuando hayas revisado y terminado de llenar el cuestionario, da clic en Enviar. Posteriormente espera un periodo máximo de 10 días hasta que te llegue un correo electrónico con tu número de folio, para que puedas recoger tu documentación.

Registra tu cita por Internet y el día que hayas elegido presentarte lleva contigo una identificación con fotografía. El asesor te hará entrega de tu CIF, de tu recibo de inscripción y una guía de obligaciones.

Qué es la homoclave: Puntos importantes

Todo ciudadano ya sea persona natural o jurídica que provenga de un salario o maneje una empresa está en el deber de contribuir con la nación pagando sus impuestos. El SAT, como su nombre lo indica Sistema de Administración Tributaria, es el órgano que tiene la tarea de realizar la recaudación de todos estos tributos siempre y cuando pertenezcan a resguardar a la sociedad. Toda una mayor porción de todas estas responsabilidades del fisco se realizan en el RFC pero para esto es necesario una Homoclave: SAT.

Tramitar o realizar estas llamadas homoclaves resulta un procedimiento muy fácil porque puede efectuarse desde el hogar poniendo en práctica una instrucción previa: En las redes se ofrecen siempre varias opciones y mecanismos para realizarlas pero hay que recalcar que debemos tomar las vías más confiables para así ejecutar de forma precisa y con menor margen de equivocación.

Qué es la homoclave: Puntos importantes

Las homoclaves no son más que los 3 números finales del RFC; estos son asignados por el SAT. Es importante resaltar que son de vital relevancia porque son las que indican si hay coincidencias entre datos de identificación iguales  y así poder diferenciar entre uno y otro.

Las homoclaves  forman parte del RFC siendo caracteres y dígitos únicos e invariables que lo suministra el mismo sistema del SAT. La idea principal de adquirir el código es evitar los errores y plagios de identificación en la entidad, de esta manera podrás ejercer pagos precisos y SATisfactorios.

En el caso de ser una persona Jurídica se tramitan los siguientes pasos para obtener el RFC:

  • Se toman de la razón social de la compañía sus tres primeras letras
  • Luego la fecha de creación (año) los dos últimos serán los primeros dígitos en números
  • Seguidos los que revelan el mes de fundación
  • Y luego el día
  • Los últimos tres serán dados por el SAT y será la Homoclave

Ejemplo: Chucherías Margarita

Fecha de Inicio: 24/03/1981

RFC = CHU810324XXX (Homoclave)

En el caso de personas o individuos naturales se efectuara siguiendo los pasos a continuación:

  • Del apellido del padre se toman las dos primeras letras
  • Del apellido de la madre o progenitora la letra que sigue
  • Del su nombre principal la siguiente letra
  • Luego le siguen los dos números últimos del año de Nacimiento Los dos del mes de nacimiento
  • Y luego día de nacimiento.

Sacar mi RFC gratis por Internet

Debo decir que me encuentro gratamente sorprendido, pues ayer ingresé al portal del SAT y vi que muchos elementos antiguos de consulta habían desaparecido para dar paso a una estructura mucho más visual y sencilla para navegar.

Inmediatamente después de mi visita a la página, me puse a buscar información relacionada sobre las modificaciones que el Servicio de Administración Tributaria le había hecho a su sitio web. Encontré que uno de los principales motivos, responde al hecho de que el nuevo sistema se integra mejor con consultas de RFC que se realicen desde dispositivos móviles, tales como tabletas o teléfonos inteligentes.

Sacar mi RFC gratis por Internet

También las autoridades aseguraron que, de ahora en adelante, la página se convertiría en una plataforma digital, diseñada con el propósito de ayudar a los interesados a cumplir con sus obligaciones en tiempo y forma y también para que estos puedan conocer sus derechos.

Un aspecto a resaltar es el hecho de que ahora contarás con la “Personalización” de la información. Dicho de otro modo, con esta implementación de “inteligencia artificial”, los responsables de esta dependencia gubernamental desean ofrecerte únicamente la información más relevante sobre el tema que estás consultando.

Por ejemplo, si quieres inscribirte en el RFC gratuito, te pondrán toda la información vinculada a este tópico, para que no tengas ninguna distracción. Asimismo, podrás entrar en contacto directo con los asesores del SAT, gracias a los íconos de contacto en línea, llamada telefónica o vía chat.

El RFC gratis se mantendrá de esa manera, pues a las autoridades fiscales no les interesa cobrar por la emisión de este documento, sino promover el que cada día más personas cumplan con el pago de impuestos, tal y como lo establece el calendario fiscal.

Revisando la nueva página web en donde es posible solicitar el RFC con homoclave, nos hemos podido dar cuenta de que algunos enlaces no funcionan como deberían. Es decir, hay algunos errores de interconexión, los cuales estamos seguros que se irán corrigiendo en lo que resta del mes.

Es normal que estas fallas ocurran cuando se hace un cambio tan profundo. Por lo tanto, debes tener un poco de paciencia, si es que tu experiencia navegando en esta web no es tan satisfactoria como lo esperabas.

De cualquier manera, siempre que tengas una duda, comentario o quieras completar el trámite de RFC podrás visitar la oficina fiscal que se encuentre más cerca de tu casa.

Existen algunas diligencias en las que se requiere previa cita. Sin embargo, si lo único que deseas es conseguir tu Cédula de Identificación Fiscal puedes ir a los edificios de esta dependencia sin haber reservado una hora en específico.

Sólo te recordamos que serás atendido conforme a la demanda que haya ese día. Por cierto, deberás llevar la siguiente documentación específica, para que se pueda calcular el RFC.

– Copia certificada de tu acta de nacimiento sin ningún tipo de tachaduras o enmendaduras.

– Copia de la constancia de tu CURP.

– Una credencial oficial vigente que cuente con fotografía (las más habituales son: la credencial para votar del INE o el pasaporte).

¿Qué es la discrepancia fiscal?

Si nos enfocamos única y exclusivamente en el término de discrepancia, entendemos por ello que se trata de una falta o un desacuerdo entre varias personas.

Por lo tanto, si se lleva este concepto al plano fiscal, se entiende por discrepancia fiscal a la falta que existe del contribuyente hacia las autoridades fiscales o el ente fiscal.

En otras palabras, se puede decir que este término se asocia con las faltas o los errores cometidos por aquellos contribuyentes que no cumplen con lo declarado ante el ente.

¿Qué es la discrepancia fiscal?

¿Cómo se ejecuta la discrepancia fiscal?

Al entender que la discrepancia fiscal no es más que una falta por parte del contribuyente, existen ciertos parámetros para estipular sus faltas, tales como el incumplimiento de las declaraciones.

Sin embargo, el efecto de discrepancia fiscal tiene mayor aparición en los casos donde el contribuyente realiza inversiones, o pagos de altas sumas de dinero, que no corresponden a los montos que declara para sus ingresos.

Por ende, cuando se refiere a este término, se habla de una gran diferencia en forma económica, ante lo señalado por el contribuyente en su declaración, y las acciones que ejecuta con el dinero.

¿Qué son las erogaciones?

Ante el término de discrepancia fiscal, se debe manejar el concepto de erogaciones, puesto que es este el que establece los parámetros que debe cumplir un contribuyente ante el SAT.

Por lo tanto, las erogaciones son todos aquellos ingresos y egresos, bien sea en forma de inversiones, adquisición de inmuebles u otro tipo de bienes, créditos, depósitos, etc., que realice el contribuyente.

La relación que posee este término con el de discrepancia fiscal se obtiene por lógica, puesto que al ser las erogaciones los ingresos y egresos de una persona, si éstos no coinciden con lo que se declara, se está ante una discrepancia.

¿Cuál es el órgano que se encarga de las declaraciones y por cuál medio se controla?

La discrepancia fiscal claramente se puede considerar como un acto ilícito, puesto que no se está cumpliendo a cabalidad las leyes que implican las declaraciones.

Estas se realizan ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT), los cuales, por medio del RFC llevan un control contable de todos los contribuyentes y sus declaraciones.

Por lo tanto, si al momento de una persona declarar ante este ente, omite información, o simplemente no concuerda con sus erogaciones, se sospecha de un acto de discrepancia fiscal.