Consultar RFC para solicitar un crédito

Si vives en la República Mexicana y tienes más de 18 años cumplidos, estoy seguro de que has escuchado hablar acerca del Registro Federal de Contribuyentes, una clave alfa numérica que obliga a las personas que se encuentran trabajando a pagar cierta cantidad de dinero por concepto de impuestos al gobierno.

Esto no es del todo negativo, ya que con esas recaudaciones las autoridades estatales y federales crean programas sociales y mejoran los servicios públicos que hay en todas las demarcaciones.

Consultar RFC para solicitar un crédito

Antes de la creación del Servicio de Administración Tributaria, el órgano encargado de llevar un control estricto acerca del número total de contribuyentes que había en el país, era la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Sin embargo, eso cambió cuando esta entidad descentralizada comenzó a operar.

Hoy en día, el SAT se encarga de revisar todas las operaciones fiscales que se llevan a cabo en México y también en las zonas fronterizas. El objetivo principal que se persigue con estas acciones es que se detenga a tiempo el ingreso de mercancía ilegal.

Si quieres obtener un crédito en cualquiera de las instituciones bancarias, el primer requisito que te solicitarán será tu RFC, ya que con ello tendrán las herramientas necesarias para saber cuáles son tus ingresos.

Actualmente la mayoría de trabajadores asalariados reciben su paga mediante el esquema de nómina. Es decir, el jefe de la compañía en donde laboran, los adhiere a un sistema en donde se les entrega una tarjeta de débito, en la que se les deposita su sueldo, ya sea de manera quincenal o mensual.

Existen otras instituciones en las que la consulta de RFC es indispensable. Por ejemplo, el Infonavit exige que el trabajador le muestre este documento, si es que quiere ser candidato a recibir un crédito de vivienda.

La manera más fácil en la que podrás consultar tu RFC gratis es entrando a la página del SAT www.sat.gob.mx, para luego entrar a la zona de trámites online.

Para simplificarte las cosas, te diremos que debes entrar a “Trámites” y luego identificarte en el sistema utilizando tu RFC con homoclave y tu contraseña.

Este dato se obtiene de forma gratuita en ventanilla, visitando el módulo que te corresponda o bien utilizando el correo electrónico que añadiste al momento de la preinscripción al RFC.

Por último, si sólo entraste aquí para saber cómo es que una persona aprenderse su Cédula de identificación Fiscal de memoria, has llegado al lugar correcto.

La primera vez que hice una consulta de mi RFC, me di cuenta que era muy fácil aprender el orden de las letras y números que lo conformaban, ya que la mayoría de ellas tiene una vinculación directa conmigo.

Tal vez eso se me hizo muy sencillo, ya que cuando era niño un profesor nos hizo memorizar nuestra CURP, pues decía que ese documento sustituiría tarde o temprano a las actas de nacimiento tradicionales.

Lo que quiero decir con esto es que tanto la CURP como el RFC, tienen la misma conformación, al menos en las primeras 10 posiciones. En lo que cambien es que el registro Federal de contribuyentes, añade una homoclave compuesta aleatoriamente por números y letras elegidos por el SAT.

Si no me crees, te invito a comparar estos dos instrumentos de Identificación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *